May 23, 2013

Largaron los CEDIN

Desde el 1 de julio ya se pueden adquirir los Certificados de Depósito para el Sector Inmobiliario (CEDIN). El CE…

cedin

Desde el 1 de julio ya se pueden adquirir los Certificados de Depósito para el Sector Inmobiliario (CEDIN). El CEDIN es uno de los instrumentos que se crearon por Ley en el marco del “blanqueo” de dólares que impulsó el Gobierno Nacional. Con este certificado se buscan dos objetivos: ingresar dólares “negros” al mercado formal y reactivar el alicaído mercado inmobiliario, que viene mostrando serios problemas desde la implementación de las medidas restrictivas a la adquisición de divisas.

Los CEDIN comenzarán a circular cuando una persona se presente ante una entidad financiera con dólares “negros”. Para esto, hay tiempo hasta el 30 de septiembre. La entidad recibirá esos fondos por cuenta y orden del Banco Central (BCRA) y deberá ingresarlos en la cuenta que éste indique dentro de las 24 horas. Luego, quedará el CEDIN en poder de las personas que hayan entregado los dólares.

Una vez en circulación, el certificado será cancelado en la misma moneda en que fue emitido cuando sea presentado por el titular o endosante ante una institución financiera, siempre y cuando se acredite la compraventa de terrenos, galpones, parcelas o viviendas, la construcción de inmuebles o la refacción de ya existentes. Para darle seguridad al instrumento, habrá un 100% de encaje, es decir que por cada dólar de valor en un certificado, deberá haber un dólar depositado. Además, no tendrá fecha de vencimiento y se registrará el nombre de quien lo recibe, lo que los hace más seguros que los billetes mismos en cuanto a robos.

Si el primer titular del CEDIN decide utilizarlo para comprar una vivienda, quien lo reciba como forma de pago podrá canjearlos automáticamente por los billetes de dólares que correspondan, o bien conservarlos para otra futura operación inmobiliaria. Estos certificados podrán circular entre privados y transferirse en pesos, al precio que fijen las partes en cada operación, sin necesidad de atenerse al tipo de cambio oficial ni de comprobar su uso en algunas de las actividades antes mencionadas, ya que eso es sólo para obtener los dólares.

La sanción de la Ley despertó expectativas en algunos sectores del mercado inmobiliario y escepticismo en otros, pero sólo una vez que comiencen a circular se podrá saber el real efecto que tendrán los CEDIN.

Dejanos tu comentario